Historias de éxito: Data Lake y Data Warehouse

Introducción

Por lo general, una empresa cuenta con varios tipos de datos: unos provenientes del CRM, otros de Google Analytics, de la web o e-commerce, etc. Estos datos provienen de diferentes fuentes y, además, cada uno tiene una estructura y formato distintos, por lo que suelen ser almacenados en bases de datos separadas.

Al guardarse en diferentes sistemas de almacenamiento, los datos no están conectados entre sí, lo que dificulta el acceso, la consulta y análisis de los mismos.

Situación actual

Una de las principales consultas que nos realizan nuestros clientes es sobre cuál sería la mejor forma en la que almacenar ese gran volumen de datos que reciben diariamente, y de maneras tan diversas, para después poder extraer de ellos información que pueda utilizarse en contextos de toma de decisiones en la empresa.

El reto

En Damavis, contamos con años de experiencia en la gestión de datos, especialmente realizando trabajos para el adecuado almacenamiento de los mismos: vamos hasta los orígenes de las fuentes, por distintas o complejas que sean, y guardamos la información de una forma correcta y ordenada.

Para ello, utilizamos las distintas herramientas tecnológicas disponibles con las que extraer la información tal y como la necesita la empresa (en tiempo real, en función del volumen de datos, según la finalidad, etc.), con el objetivo de sacar el máximo provecho posible de dichos datos para que puedan tomarse decisiones basadas en lo que indican. 

La solución

La construcción de un Data Lake permite escribir todos esos datos que provienen desde diferentes fuentes en un único punto, de forma que se puedan conectar entre sí y ser explotados para obtener información útil.

En un Data Lake, todos estos datos se guardan tal y como son en origen, sin aplicar ningún tipo de cambio sobre los mismos, lo que posibilita a la empresa tener una perspectiva o fotografía global de todos los inputs que recibió la empresa en un momento determinado del pasado.

Después, estos datos son tratados y puestos en un Data Warehouse, un sistema donde se almacena toda esta información ya procesada que posteriormente servirá para alimentar los dashboards y cuadros de mando que contienen los principales indicadores y KPI’s de la empresa. 

De esta forma, los datos brutos pasan a convertirse en información valiosa y útil para la toma de decisiones estratégicas. Y la compañía se convierte en una empresa Data Driven, guiada por lo que revelan los datos.

Los resultados

Las compañías que apuestan por implementar sistemas de almacenamiento adecuados para sus datos a través de un enfoque Data Driven, son capaces de tomar decisiones más acertadas al estar respaldadas por lo que revelan estos datos, que muestran la realidad inequívoca de lo que ocurre en la empresa y en el mercado.

Disponer de un Data Lake donde almacenar los datos tal y como llegan en origen permite a nuestros clientes reconstruir su historia para conocer cómo se encontraba la empresa en un periodo en concreto.

Por otro lado, almacenar la información de forma correcta y ordenada en un Data Warehouse para luego poder consultarla de manera rápida, económica y eficiente (incluso teniendo TB de información), dota a la empresa de la capacidad de poder tener a su disposición información valiosa al alcance de la mano.

Vídeo

Echa un vistazo al caso real explicado por David Martín, CEO en Damavis, en nuestro canal de YouTube:

Imagen por defecto
David Martín
Artículos: 14