Big Data Analytics: Qué es y por qué es importante

Introducción

La analítica en Big Data se puede definir como el proceso por el cual se examinan grandes volúmenes de datos con el objetivo de descubrir en ellos patrones ocultos, correlaciones, tendencias de mercado, comportamientos de clientes, etc. 

Lo que se busca es obtener información que pueda ayudar a las empresas a entender qué ha ocurrido o qué está ocurriendo para tomar decisiones estratégicas que sean lo más acertadas posible.

Diferencias entre Business Intelligence y Business Analytics

Business Intelligence (BI) y Business Analytics (BA) son dos conceptos que parecen casi idénticos pero que albergan diferencias sustanciales en cuanto al tipo de análisis de datos que se lleva a cabo y al objetivo que se persigue con él.

A grandes rasgos, podríamos decir que el BA proporciona análisis avanzados y suele valerse del BI como base para hacer proyecciones y responder a preguntas complejas.

No obstante, analizaremos cada uno de los dos conceptos por separado para conocer sus diferencias y ver en qué casos se utilizan dentro de la empresa.

¿Qué es Business Intelligence?

En primer lugar, hay que distinguir el momento en el que se producen los acontecimientos, es decir, si se trata de acontecimientos actuales o predicciones a futuro. En este sentido, el BI está enfocado hacia el análisis de eventos actuales y del pasado y su misión es facilitar a la empresa la elaboración de estrategias para su contexto actual.

Por otra parte, debemos tener en cuenta la forma en la que se utilizan los datos para su posterior análisis. La inteligencia de negocio está diseñada para mostrar lo que ha sucedido o está sucediendo e indicar las razones o el contexto. Se considera pues, un análisis descriptivo.

El tercer punto a señalar sería el usuario final hacia el que se dirige el análisis. Las técnicas y herramientas de BI están pensadas para que todos los departamentos de la empresa puedan descifrar la información y las métricas de un solo vistazo para tomar las decisiones de negocio.

Además, en Business Intelligence los datos se organizan en dashboards o informes fáciles de leer e interpretar por los usuarios donde se pueden ver los principales KPI’s de la empresa. 

Antes de definir una estrategia empresarial, una buena práctica para la organización sería poner en marcha un plan de recopilación, almacenamiento y estructuración de datos con el objetivo de tener un firme control de los mismos que permita, posteriormente, aplicar BI para el análisis de los datos.

En este sentido, podríamos considerar que el BI es la base del BA. Los datos recogidos en el proceso de business intelligence pueden ser utilizados por los analistas para realizar un análisis predictivo.

¿Qué es Business Analytics?

Mientras que BI se centra en eventos actuales y pasados, el objetivo del Business Analytcis es analizar los datos para descubrir qué es lo más probable que pueda ocurrir en el futuro. Ambas prácticas utilizan los mismos datos, la diferencia está únicamente en el “calendario”.

A continuación, debemos hablar del tipo de análisis de datos que se lleva a cabo en BA. En este caso, estaríamos ante un análisis predictivo que identifica una serie de tendencias o patrones en los datos para predecir qué es lo que ocurrirá basándose en lo que ya ha sucedido y actuar en consecuencia. 

En cuanto al usuario al que está dirigido el proceso de Business Analytics, aquí estaríamos hablando de perfiles que necesitan ciertos conocimientos técnicos para poder descifrar la información útil e interpretarla. Lo más adecuado en este caso, sería un profesional que ya tuviera formación y ciertas nociones en análisis de datos.

Tal y como hemos señalado en el apartado anterior, las herramientas de BI muestran informes sencillos y fáciles de interpretar por el usuario. Pero BA va un paso más allá buscando realizar análisis estadísticos para profundizar y conocer mejor las tendencias y determinar el por qué de las cosas.

Conclusión

Tanto las herramientas de Business Intelligence como el Business Analytics permiten a las organizaciones analizar información con la que orientar las decisiones empresariales. Dependiendo de si estas decisiones van a afectar al contexto actual o al del futuro, se utilizará un proceso u otro.

Aunque las herramientas de BI ofrecen cada vez mejores resultados, figuras como los analistas e ingenieros de datos son necesarias para llevar a cabo los procesos que están por detrás de la analítica predictiva.

Así pues, una buena estrategia sería comenzar con un sistema de BI y luego incorporar BA para tener una visión completa de todo lo que ocurre dentro de la organización.

Hasta aquí nuestro post del día. Si te ha parecido interesante, te animamos a visitar la categoría Data Analytics para ver más artículos como este y a visitar nuestra web para que conozcas las herramientas de BI y visualización de datos que desarrollamos en Damavis.
Imagen por defecto
Laura Rodríguez
Artículos: 40